Las patatas bravas de De Paula, mezcla soberbia y de lo más apetitosa

Edu

VALORACIÓN: No van al Top porque soy muy fan de la fritanga, y estas son al caliu, pero vamos, que se quedan a las puertas. La mezcla final es soberbia y de lo más apetitosa, además, es algo más sana e hipocalórica que las bravas de toda la vida. Si complementamos la experiencia con su espectacular burger de picanha cortada a cuchillo pues... la leche. ¡Y no llegan a 3€!

PATATAS: Al caliu. Las cocinan en la misma parrilla donde asan sus excepcionales burgers de inspiración brasileña. Las cortan en medias-mediaslunas de un tamaño standard y las sirven con su piel.

SALSA: Allioli casero, rotundo, de esos que traen recuerdos bonitos. Aceite de oliva picante, especiado, con algo de tomate, pero en su justa medida, de forma que los grumos dibujan un paisaje volcánico sobre el patatal. Brillante resultado.